info@tomtours.com +1(212)947-3131
Español (Spanish)
ES
  • No translation found.

Solo quedan pocos días para que termine 2018, pero quizás estás buscando un destino para viajar, pasar las navidades, darte un respiro, brindar por el año nuevo o, simplemente, darte una alegría. Pues echa un vistazo a los destinos que fueron tendencia a lo largo de 2018! ¿Por cuál vas a empezar?

Perú

Color, naturaleza y cultura se funden en un destino de inagotables experiencias. Desde las ciudades hasta las zonas más rurales, Perú ofrece a sus visitantes un viaje inolvidable. Ver grandes ciudades como Lima o Cuzco, hacer ‘trekking’ por la Costa Verde, sorprenderse en el Camino Inca, instagramear la montaña Arcoíris (en la imagen), volar sobre las líneas de Nasca para descubrir sus famosos geoglifos, uno de los mayores enigmas de la arqueología mundial, o conocer alguna de las infinitas islas del país, de gran riqueza biológica.

México

Este año será uno de los destinos más fuertes, y te proponemos varias ideas más allá del D.F.: nadar con delfines en la caribeña Isla Mujeres, disfrutar de una suculenta cena con espectáculo en Chichén Itzá –uno de los principales sitios arqueológicos de la península de Yucatán-, practica rsnorkel en la exótica Cozumel, surcar en avioneta los cielos de Cancún al atardecer, explorar el idílico parque natural Xel-Há y sus turquesas aguas, adentrarse en los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, así como atreverse con diversas actividades náuticas y de aventura en Los Cabos.

Finlandia

Si sueñas con ver auroras boreales, tu destino es Finlandia en invierno. Las noches en esta época son más largas y más oscuras que durante el resto del año, por lo que es el momento en que este fenómeno natural se puede ver con más claridad. Además, los finlandeses son expertos en aprovechar al máximo la nieve, por lo que encontrarás infinitas actividades al aire libre como por ejemplo pasear en trineo por el bosque con huskies, darte un baño en agua helada, hacer un crucero en un rompehielos o visitar al mismísimo Papá Noel.

Suiza

Con sus interminables pistas de nieve virgen, Suiza es un paraíso para los amantes del esquí y, en general, para todos los que busquen unas vacaciones de invierno distintas… ¡y de altura! Las reservas para viajar a Suiza aumentaron un 24% en 2017, por lo que se puede decir que se ha convertido en uno de los ‘destinos tendencia’ de cara al próximo año. Podrás vivir experiencias tan insólitas como recorrer el puente colgante más alto de Europa o sumergirte en un glaciar. Si te propusiste superar el vértigo en 2018, este puede ser tu destino para estrenar año con buen pie.

León, España

Fue elegida Capital Gastronómica de 2018, así que será un buen momento para acercarse a descubrir sus múltiples encantos. Abre el apetito visitando su catedral, con las vidrieras más impresionantes de toda España; el sorprendente Panteón de San Isidoro, con su cripta, considerada la Capilla Sixtina del arte románico; la obra de Antonio Gaudí en la Casa de Botines; la magnificencia de la fachada del Hostal de San Marcos; el recorrido del Bernesga o el conocido Barrio Húmedo, lugar imprescindible para probar las tapas típicas. De gastronomía, León sabe mucho y sabe bien: botillo, cecina, cocido maragato, morcilla, bacalao al ajoarriero…

Singapur

Para los viajeros que estén pensando en visitar el continente asiático por primera vez pero tengan miedo de no defenderse con el idioma, la comida o el transporte, la primera parada en el camino debería ser Singapur. Esta ciudad-estado es uno de los lugares más seguros del mundo, y combina lo mejor de Asia con algunos rasgos occidentales. El inglés es una de sus lenguas oficiales, así que es bastante sencillo comunicarse. Además, el país es muy rico en culturas por la cantidad de extranjeros que viven y trabajan en él, y esto influye también en la gastronomía, que incluye opciones para todos los gustos.

Marruecos

Las reservas para viajar a Marruecos aumentaron un 14% en 2017 en comparación con el año anterior, y es que cada vez son más los turistas que se dejan conquistar por la oferta cultural de este país. Abril y mayo son los meses más recomendables para visitarlo: si bien en verano las temperaturas son tan altas que sólo apetece visitar sus playas, en primavera el país se puede disfrutar entero, desde la montaña a la costa, y desde la tranquilidad del desierto hasta la efervescente vida cultural de sus ciudades.

Nicaragua

Será uno de los destinos ‘top’ en América Central, con una enorme diversidad que incluye arte, playas de infarto, bosques casi vírgenes, impresionantes paisajes volcánicos y una herencia colonial que vale la pena explorar de arriba abajo. Por el momento no es un lugar saturado, así que te puedes dar el lujo de elegirlo y explorarlo a tu gusto, optando por senderos naturales o por descubrir comunidades indígenas o ruinas precolombinas, para dejarse llevar después por los secretos de las selvas tropicales. ¿Una recomendación? Te damos dos: Granada, la ciudad colonial mejor conservada, y la vibrante y desordenada León.

Malta

Su capital, La Valletta, ha sido Capital Europea de la Cultura. Malta es un destino al que se puede viajar todo el año porque su clima mediterráneo ofrece temperaturas suaves en cualquier estación. Pero si quieres desconectar y relajarte de verdad, te recomendamos hacerlo a principios de otoño: tendrás buen tiempo prácticamente garantizado, evitarás aglomeraciones y encontrarás, literalmente, tu oasis.

Malasia

Con una mezcla de culturas y religiones fuera de lo común, Malasia ofrece planes para todos los gustos, desde sumergirse por completo en la naturaleza hasta disfrutar de la animada vida urbana de su capital, Kuala Lumpur. Cada vez son más los que se lanzan a descubrir este destino, y es que las reservas para visitar Malasia aumentaron un 38% en 2017, con respecto al año anterior. El verano es uno de los mejores momentos para visitar el país; evitarás la estación húmeda y tendrás horas de luz suficientes para recorrerlo sin prisas.

Los Angeles

Será por ‘La, la, land’, pero la ciudad de las estrellas se ha convertido en lugar de peregrinación para cinéfilos y, últimamente, también para cazadores de tendencias. Las reservas para visitar Los Ángeles aumentaron un 23% en 2017 con respecto a 2016, sobre todo para estancias largas (de más de cinco noches) en temporada alta. Sin embargo, la época más recomendable para visitarla es el otoño: evitarás las olas de calor de los meses de verano, podrás disfrutar de sus parques y bosques en pleno cambio de hoja y, además, evitarás aglomeraciones de turistas. Los Ángeles todavía puede ser tu destino para 2018.

Leeuwarden

Esta localidad holandesa, capital de la provincia de Friesland, fue uno de los destinos ‘top’ al ser elegida Capital Europea de la Cultura 2018. Es la tierra natal de la espía Mata Hari o el diseñador gráfico Escher, su costa es Patrimonio de la Humanidad y su paisaje sobresale por sus numerosos canales y lagos (que en invierno se hielan, como ves en la imagen).

Filipinas

Paraíso para los amantes de las actividades al aire libre y el mejor lugar del mundo para descubrir el fondo marino, Filipinas fue uno de los destinos más reservados en 2017 y, además, de los que más ha crecido en número de visitantes. El país tiene dos estaciones, una seca y otra húmeda; para visitarlo se recomienda la primera, concretamente entre los meses de enero y febrero. Además, en esta época podrás encontrar, literalmente, tu oasis. Con más de 7.000 islas y 40.000 kilómetros cuadrados de arrecifes de coral para ti, lo tendrás muy fácil para encontrar hueco en la arena.

Canadá

Canadá es un destino perfecto para visitar en cualquier momento del año; cada estación ofrece una postal diferente del país y múltiples posibilidades para disfrutarlo. Sin embargo, en otoño el país presenta su imagen más espectacular. Desde finales de septiembre y hasta finales de noviembre, los bosques de Quebec se convierte en una postal de colores de las que no necesitan ningún filtro de Instagram para conseguir miles de “likes”. En los últimos años, las reservas para viajar a Canadá aumentaron un 6%. Para los que sueñen con protagonizar una ‘road movie’ en algún momento de su vida, éste es su destino en lo que queda del año

Bélgica

Bélgica ha ido escalando posiciones en los últimos años hasta convertirse en uno de los destinos favoritos de los españoles, principalmente para escapadas cortas coincidiendo con puentes o fines de semana. En 2017 el número de reservas a Bélgica aumentó un 14% y por tanto se prevé que esta tendencia se mantenga. En primavera, además de llenarse de flores, Bélgica recibe menos visitantes que durante el resto del año. Así que si te apetece pasear a tu ritmo por un país con tradición, historia y arquitectura medieval, y reponer fuerzas entre paseo y paseo probando algunas de las mejores cervezas del mundo, este es tu destino.

China

Con una extensa red ferroviaria, moverse por este país es más fácil que nunca. Quienes tengan pensado visitarlo, han de saber que tienen un buen listado de propuestas: pasear por el centro de Pekín, visitando grandes símbolos de la ciudad como la Plaza de Tiananmen, el Mausoleo de Mao, la Ciudad Prohibida y los hutongs, hasta hacer excursiones a destinos como Zhujiajiao, la llamada Venecia de Oriente con 1.700 años de historia, o a Hangzhou, conocida como el Paraíso Terrenal durante la Edad Media. No te pierdas la Gran Muralla China, Shenzhen o Xián y los Guerreros de Terracota.

Egipto

Sin duda, uno de los destinos que los viajeros encontrarán más inspiradores en su agenda de escapadas. Hay muchas cosas que hacer en el misterioso país: recorrer la mágica ciudad de El Cairo, ir de excursión a las pirámides de Giza, Menfis y Saqqara, viajar en crucero por el Nilo o escaparse hasta el oasis de Fayoum o Ain Sokhna, destino de playa del Mar Rojo. No dejes de dedicar un día a recorridos culturales como el de Valle de los Nobles, Medinet Habu y Deir el-Medina ni de montarte en 4 x 4 por el Sinaí, practicar snorkel en el célebre Blue Hole o darte un baño en las cristalinas aguas de Isla Utopía.

Chile

En 2018 se cumplió el bicentenario de su independencia, y hay muchos sitios para celebrarla además de la capital, Santiago. Por ejemplo, desde algunas de sus principales ciudades costeras, Valparaíso (su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad) y Viña del Mar, o desde alguna de sus zonas de mar menos conocidas, como Isla Negra -donde se encuentra la casa favorita de Pablo Neruda- y Pomaire -donde se puede apreciar la mejor artesanía del país. Los aventureros encontrarán irresistible la visita a Farellones y Valle Nevado, a los pies de la cordillera de los Andes, famosos por sus estaciones de esquí en invierno y por su variada fauna y flora en verano.

Colombia

Hay muchas cosas qué conocer en Colombia; por ejemplo, en Cali, descubrir la Ruta de la Salsa, para ver cómo se gestó esta música o hacer shopping por los outlets de la ciudad. También puedes recorrer famosas reservas como Nirvana o San Cipriano; apuntarte a los tours temáticos de la serie ‘Narcos’, visitar la catedral de sal de Zipaquirá, conocer las exquisiteces gastronómicas de La Candelaria y, cómo no, no marcharse sin conocer los populares cafetales.

Indonesia

El punto más conocido es Bali, pero si te permites un viaje algo más largo puedes hacer algunas paradas más especiales. Visitar las islas Gili, con algunas de las playas más paradisíacas de Indonesia, o a los templos Tanah Lot, Ulun Danu Batur y Taman Ayun, incluyendo la ascensión hasta los lagos de Bedugul y los famosos arrozales de Jatiluwih; experiencias únicas como asistir a la típica danza kecaz en el templo Uluwatu, o la danza Barong en Batubulan, el pueblo experto en la representación del baile más famoso de Bali. A ello se suman alternativas como viaje en catamarán hacia la isla de Lembongan o disfrutar del snorkel y el piragüismo en las paradisíacas aguas de la isla Lembongan.

Noruega

2018 fue un año muy importante para Noruega, con las bodas de oro de sus reyes y el décimo aniversario de la ópera de Oslo. En la capital, no te olvides de hacer un paseo en velero y de saborear sus productos gastronómicos más conocidos: el salmón, los quesos, la salchicha artesanal, el chocolate o la miel, por no hablar de la cerveza, que hasta tiene rutas especiales. Más al norte, en Tromsø se puede hacer un paseo con trineos llevados por huskies, o ver las auroras boreales.